martes, 15 de mayo de 2012

Mis regalos de cumpleaños

Hace poco ha sido mi cumpleaños y como estoy totalmente enfocada en el tema costura le hice una lista de deseos a Mac Gyver con todas las chorradas que he visto por ahí que existen y que siendo un poco bastante pronto para comprármelas (a saber cuanto me dura el enfoque) me hacía gracia tener. 

La verdad es que se ha portado y me lo ha comprado prácticamente todo; aunque casi me cuesta el divorcio. El pobre ha sufrido mucho en las abarrotadas mercerías madrileñas. Y he de decir que le comprendo, yo tampoco soporto las tiendas llenas hasta los topes en las que tienes que estar con mil ojos para que los compradores profesionales  no se te cuelen o, le que es casi peor, te empiecen a echar charlas educativas. Que entiendo que lo hacen con la mejor intención, pero una no siempre tiene el humor para aguantar ciertas cosas. Me imagino que muchos de los que lean esto estarán flipando, pero es que a mi no me gusta ni  ir de compras ni los tumultos. Si se pudiera tocar, oler y sentir, seguro que todo lo compraría por Internet.

De mis regalillos lo que más me gusta y lo que más juego me está dando es el tándem  tabla de corte-cutter rotativo. Jamás he sido capaz de seguir una línea, tardo un montón en cortar algo y encima lo hago fatal. Sin embargo, con el cutter lo haces en dos segundos y bastante mejor que con la tijera. Mac Gyver prefiere la regla de curvas; claro como los patrones los tiene que dibujar él...


Y como yo lo valgo, también salí a comprarme algo. Decidí que ya era hora de empezar a coser de verdad y me fui a por unas telas. Ya se acerca el verano y yo soy la loca del algodón, así que me compré estas telas que son 100 % algodón.


Ahora a ver que soy capaz de hacer con ellas. Más o menos tengo claro que quiero hacer con cada una, aunque no estoy muy segura de lo que saldrá al final, y es que..., ya sabéis ... yo soy rubia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada